En Venezuela el Instinto de Supervivencia es Mayor que las Ganas de Vivir